Caso Real: “Cómo superé la bulimia”

Publicado por el 15/diciembre/2011 , 10 comentarios »





TartaHoy vamos a hablar de un trastorno alimenticio que va en aumento, como es la bulimia. Se estima que el 2% de la población en España padece algún trastorno de la alimentación (como bulimia, anorexia, obesidad) pero las cifras son pequeñas si pensamos que hay muchas personas que no están siguiendo tratamiento, por lo que estas cifras bien podrían ser bastante mayores.

 

El caso que hoy relatamos es de una mujer de 35 años que, debido a problemas emocionales, entró en esta autodestructiva enfermedad. Nos lo va a contar ella misma.

 

“Mi problema con la comida empezó hace tres años, después de un divorcio muy traumático. Yo siempre he sido de constitución delgada y el hambre que intentaba aplacar con mis “atracones” no era por la comida, era por la falta de afecto y de la incomprensión que yo viví, incluso por parte de mi familia más cercana. Sintiendo lleno el estómago me encontraba mejor, porque me concentraba en saciar mi hambre con cualquier cosa, sobretodo con cosas dulces que era lo que le faltaba a mi vida, un poco de dulzura. Mi problema aumentó cuando dejó de valerme toda mi ropa y tuve que empezar a comprarme tallas que hasta ese momento no había usado. Llegué a usar una talla 52”.

 

“Hasta ahora sólo me había ocupado de comer cada vez más, pero a la vez que mi talla y mi culpabilidad aumentaban, empezó a entrar en mi vida el vómito como forma de paliar la cantidad de comida que “tragaba” sin saborear siquiera. A continuación de un atracón de comida me iba al aseo y vomitaba todo lo que había comido. Al principio me costaba forzar el vómito pero luego aprendí con maestría a tocarme con el dedo índice la campanilla de la garganta, y en unos segundos veía aparecer todo lo que acababa de comer sin tener que hacer ningún esfuerzo. El paso siguiente era comer otra vez y el ritual volvía a comenzar”.

 

“El peligro para mí eran los fines de semana, ya que trabajaba entre semana y estaba entretenida, pero al llegar el viernes todo volvía a empezar. En aquella época prácticamente sólo salía para trabajar, en cuanto tenía libre me encerraba en casa y no volvía a salir porque me daba vergüenza que nadie viera las atrocidades que hacía con la comida y mis posteriores visitas al baño.

 

Recuerdo como los viernes hacía mi compra, que se componía de cosas como botellas de coca cola de 2 litros y un surtido de patatas fritas, cortezas, aceitunas, pepinillos, toreras, almendras, avellanas, pastelitos, tartas de manzana, bizcochos, gusanitos, palomitas, chuches de los niños, etc, etc, etc. En fin, todo lo que no fuera natural y estuviera sobrecargado de azúcar, vinagre y sal me servía; justamente los ingredientes de los que yo estaba sobrada o escaseaban en mi vida”.

 Help

“Un día me asusté bastante. En el trascurso de una tarde de sábado y en unas 3 horas vomité 3 veces y mi estómago ya no me admitía comer más. Encima todavía quedaba ante mí todo el domingo encerrada en casa y con la despensa y el frigorífico llenos a reventar de comida”.

 

“Dí un puñetazo encima de la mesa de la cocina y me dije ¡BASTA YA! Cogí todas esas porquerías que había estado tomando durante tanto tiempo, las metí en dos bolsas de basura y las tiré en el contenedor. Después me fui a ver a mi madre. Tenía que pedirle algunas explicaciones, tenía que decirle que su papel de madre había sido bastante deficiente, que gran parte de mi problema era el escaso apoyo que había visto por parte de ella, tenía que decirle que estaba equivocada por toda la culpabilidad que me había hecho sentir, que yo no era la culpable de lo que había pasado, que yo era… ¡LA VICTIMA!

 

“Después de hablar con ella, empecé a buscar ayuda psicológica. No necesitaba hacer dieta para adelgazar, no necesitaba fármacos que me quitaran el hambre de manera artificial, lo que necesitaba era que arreglaran mi mente y yo sola seguro que tardaría mucho en conseguirlo. Buscar ayuda especializada fue lo mejor que pude hacer, fue la mejor inversión de mi vida. A los tres meses ya había recuperado mi talla anterior, la que a mi me gusta, la 42, mi problema con la bulimia había terminado.

 

Carmen Tito

 

* Este artículo forma parte de nuestra Revista digital de Psicología y Grafología nº7. Puedes suscribirte aquí y te la enviaremos de forma totalmente gratuita.

 

Este artículo puede ser referenciado y/o extractado parcialmente enlazando siempre con el origen http://www.psicografologia.net/

Etiquetas: , ,

10 comentarios para “Caso Real: “Cómo superé la bulimia””

  1. Guada Sanchez Mercau!! dice:

    Holaa!!! me encanto que ubieras resuelto la bulimia , me alegro mucho yo estoy haciendo un trabajo practico para el colegio sobre la BULIMIA y necesitaba casos pero este caso es perfecto gracias! bueno espero que te guste y te alegre mi comentario besos

  2. revistas sobres temas de bulimia anorexia vigorexia y obesidad,ya que lo considero temas muy importantes para tratar con adolescentes.Soy docente.gracias.

  3. camila dice:

    Gracias a Dios pudiste salirte de este infierno, yo llevo 8 años luchando contra mis demonios pero la bulimia me consume cada vez mas, lo he intentado todo pero cada recaida es peor y mi cuerpo ya esta muy maltratado y debil y ahora siento que se me agotaron las opciones.

    • Andrea dice:

      Ánimo, yo igual estoy pasando por un periodo similar, pero me prometi desde el 1 de octubre no hacerlo mas, llevo muy poquito pero quiero cumplirme, y hasta ahora no lo he hecho, quiero quererme mas.. TAMBIÉN PUEDES, SI QUIERES.

  4. Rosa dice:

    Hola a todos, es increíble como el ser humano puede salir de estas cosas y es muy valiente por tu parte, me alegro mucho. Actualmente soy estudiante de universidad y estoy haciendo un trabajo de investigación sobre este tema y necesito, si es posible, ponerme en contacto con la persona que relata esta historia, simplemente para tener una conversación y solicitarle una especie de entrevista, sin ánimo de lucro, acorde con la protección de datos.
    Estaría muy agradecida de recibir una respuesta pronto, un cordial saludo.

    • Administrador dice:

      Buenos días Rosa:

      El caso corresponde con una paciente llevada en nuestro centro. Comprende que se trata de un caso privado en el que ella accedió gustosa a contarlo bajo anonimato con el ánimo de ayudar a otras personas en su misma situación, para que vieran que sí es posible salir de la bulimia.

      Un cordial saludo.

  5. cristi dice:

    creo que es impresionante! saludos

  6. Ana Avila dice:

    Hola a todas! Mi nombre es Ana Ávila. Soy redactora de “Esto es Vida”. Es un programa sobre salud que se emite en La Primera de TVE. Queríamos tratar el tema de la bulimia y estaba tratando de localizar a alguien que la haya sufrido para hacerle una entrevista. Creo que este testimonio puede ayudar a mucha gente.
    Os dejo mi teléfono por si alguna está interesada: 677.540.350

  7. KLEVER dice:

    hola, me alegro q hayas salido de esta adiccion tan cruel y mortal, yo en lo personal lo vivi muy de cerca, pues mi hijo de apenas 19 años adquirio esta adiccion.. intente todo x ayudarlo, le lleve a muchos sicologos y siquiatras, pero nada daba resultado, se me partia el alma ver como cada dia hiba acabando con su vida frente mio y yo no podia hacer nada. bajo alarmantemente de peso.. al final sin saber mas q hacer, tire la toalla y deje todo en manos de DIOS.. luego de 2 años de sufrir este tormento vi como mi hijo poco a poco hiba saliendo de esto.. ahora ya han pasado algunos años, ya esta proximo a cumplir los 26, vive una vida normal, pero siempre me ronda el fantasma de ese mal, ahora esta luchando con las secuelas que le dejaron esta adiccion, como caida del cabello, proble,mas hepaticos, etc.. a todas las personas q sufren de este mal, tengan valor y pidan fuerza de voluntad a DIOS…

Deja una respuesta

*


 
 

  • Recibe nuestra Revista de Psicología y Grafología

    Psicografologia.net no cederá sus datos personales a terceros, únicamente se almacenarán con el fin de hacerle llegar la revista de psicografologia.net, y artículos o información adicional de interés que edite el Centro de Psicología y Grafología.
    * = campo obligatorio
  •