La formación como Perito Calígrafo y Grafólogo – José Antonio León Zamarreño

Publicado por el 5/febrero/2013 , 17 comentarios »




 

El presente artículo trata de intentar resolver las dudas que a menudo surgen en la figura del Perito Calígrafo: ¿Es lo mismo un perito calígrafo que un grafólogo? ¿Se puede ejercer como profesional de la pericia caligráfica sin ser grafólogo? ¿Existe algún tipo de regulación en nuestro país para los peritos calígrafos? ¿La pericia caligráfica es lo mismo que la Grafística y la Documentoscopia? ¿Qué ventajas tiene el experto en pericia caligráfica con formación grafológica sobre otros profesionales?

 

Estas y otras dudas surgen a raíz de tratar de delimitar el campo de actuación del Perito Calígrafo. Antes de comenzar, quisiera contar una anécdota para ilustrar hasta qué punto existe una cierta desorientación sobre nuestro trabajo: Recuerdo que a través de un letrado, bastante conocido por cierto en mi zona, se me solicitó la elaboración de un Informe Pericial Caligráfico “de parte”. Una vez entregado el mismo, el letrado quedó satisfecho con el informe (entre otras cosas porque salía a su favor claro). Una vez salimos de la sala de vistas y después de ratificarme en el informe, comenzó el verdadero juicio para mí. El abogado en cuestión comenzó a indagar sobre mi trabajo. La conversación vino a ser como sigue (aproximadamente, puesto que ya hace tiempo de ello, aunque recuerde muy bien la anécdota):

 

-          ¿Esto… oiga José Antonio. Veo que esto de la pericia, de los informes, los asientan ustedes sobre una base técnica sólida. Pero… ¿lo de la Grafología… se puede uno fiar de ella?, quiero decir… ¿tiene la misma base que la pericia, tiene fundamento científico?

-          A raíz de ello, comencé a explicarle en que consiste la grafología. Que si es la técnica que describe tu personalidad a través de la escritura etc, etc…

-          Pero él seguía insistiendo. A pesar de que yo me empeñaba en explicarle que no es lo mismo la Grafología que la Pericia, pero que cada una de ellas tiene sus propias bases técnicas sobre las que se asienta.

-          Como él seguía incrédulo, le dije; vamos a hacer una cosa. Muéstreme su escritura y se lo explico sobre el terreno. Por Dios!, que le pude decir…

-          No! No!, No!, que solo era una pregunta. Nada más.

 

Con este ejemplo, trato de describir en qué se diferencia una de la otra.

Cuando queremos dictaminar sobre la autenticidad o falsedad de una firma o un escrito, utilizaremos la pericia caligráfica. Cuando lo que se nos pida es describir o descubrir la personalidad de alguien en concreto utilizaremos la grafología. De esta manera, el perito calígrafo puede tener o no una formación en grafología. Pero si la tiene tendrá una ventaja, y es que podrá hacer uso, por ejemplo, de la denominada Grafología Forense, y emitir Informes Grafológicos Forenses. Una especialidad de la grafología, muy interesante por cierto, que se ocupa básicamente del análisis de escritos de, por ejemplo, suicidas, agresores sexuales, delincuentes, asesinos en serie, etc.. Esta técnica se puede utilizar a nivel Judicial, por ejemplo, en los casos en los que interesa averiguar si una persona puede ser potencialmente agresiva en una relación, o si está capacitada para la custodia de los hijos en casos de separación matrimonial, etc.

 

Imaginemos también el caso de los anónimos. Con la utilización de la pericia caligráfica podremos dictaminar quién ha podido ser el autor de un anónimo por el cotejo entre la escritura dubitada e indubitada. Pero podemos llegar incluso más allá (siempre y cuando el material del que dispongamos nos lo permita y por supuesto esté escrito a mano), y tratar de averiguar algo de la personalidad del autor analizando la parte más inconsciente que seguro que la hay, o por ejemplo el sobre manuscrito (como ocurrió con el caso del secuestro de Anabel Segura hace ya tiempo).

Ejemplo de anónimo Ejemplo de anónimo donde la viabilidad para su análisis grafopsicológico es evidente

 

También tenemos el tema de los testamentos ológrafos. En este caso no solamente podemos verificar su autenticidad o falsedad, sino que por ejemplo podríamos intentar averiguar si ha sido firmado o no bajo coacción. En general, la grafología nos puede resultar de ayuda en casos de, como decimos, escrituras hechas bajo coacción o amenaza, bajo algún tipo de enfermedad, averiguar si hay o no signos claros de deshonestidad, etc.

 

Imaginemos una firma donde se vislumbran signos de temblor. Ese temblor, puede deberse al propio acto de falsificación de la firma. Pero dependiendo del caso en cuestión, podría deberse a una enfermedad del autor de la firma o sencillamente a su edad. Aquí entraría en juego nuestra pericia a la hora de discernir una cosa de la otra, pero que duda cabe de que necesitaremos conocer en profundidad los signos gráficos relacionados con esta problemática.

 

Testamento Ológrafo

Firma dubitada en un testamento ológrafo: el temblor y las sacudidas de presión no se deben a un intento de falsificación, sino a los signos propios de la edad y enfermedad del autor.

 

Para terminar esta exposición sobre las utilidades de la Grafología Forense, recuerdo un caso que me vino hace ya tiempo relacionado con los signos de suicidio. En esa ocasión se trataba de la escritura de un adolescente de 15-16 años y cuya carta de despedida se me encargó analizar por parte de su familia. Para ello utilicé el apoyo de la grafología para tratar de averiguar qué es lo que estaba pasando por la mente del muchacho en el momento de la redacción de la carta. Había claros signos de depresión que nos hacían indicar cual podría ser el fatal desenlace: ocupación integral de la página, líneas descendentes y finales caídos y en escalera descendente, subrayados reforzados en la firma, puntos redondos, ambivalencias en la escritura, llamas de vela, tamaño irregular sin crestas ni pies, etc. Desde luego fue éste uno de los momentos más fuertes o duros de lo que llevo de profesión, sino el más. Permítaseme no reproducir la carta en cuestión por una cuestión de privacidad.

 

En resumen, el perito calígrafo se centrará en el cotejo de los grafismos, sin entrar en consideraciones psicológicas, mientras que si éste tiene una base grafológica, podrá también llegar a realizar un perfil grafopsicológico del autor, siempre y cuando se nos solicite y si el escrito cumple con los requisitos suficientes para ello. Esta visión desde el punto de vista criminológico-forense, correspondería al área de la Grafística.

 

En nuestra labor pericial, conviene seguir un protocolo antes de comenzar a realizar el cotejo. Uno de los aspectos sería realizar un examen documentoscópico del documento dubitado, para poder observar si existe algún tipo de alteración en el mismo.

 

De esta manera, el experto en pericia y documentoscopia, con el instrumental adecuado, podrá realizar un informe pericial adecuado a cada caso, solo caligráfico, documentoscópico o ambos. Generalmente es al propio perito calígrafo al que se le supone capacitado para realizar este tipo de examen debido a sus conocimientos. Normalmente, cuando hablamos del término Documentoscopia, se suele relacionar con el examen y análisis de documentos tipo D.N.I., billetes, tarjetas, etc, en los que se trata de observar mediante los medios ópticos adecuados y de luminiscencia, las marcas de seguridad del documento. Pero, como he comentado, esto implica también señalar las posibles alteraciones que puedan existir en el documento; borrados, trasposiciones de firmas mediante técnicas informáticas, raspados, etc…

 

Por todos estos motivos, es conveniente que el perito disponga de una buena preparación, tanto en el área caligráfica, como en documentoscopia, y también en el área grafológica (o si Grafológica Forense), puesto que así podrá abordar cada caso y utilizar su “pericia” según éste lo requiera. Es importante que cuantos más conocimientos disponga mejor, y además tratará de que éstos estén actualizados.

 

Para terminar, respecto a la validez o regulación de estos estudios, no existe a día de hoy una regulación como tal en nuestro país. De tal manera que generalmente se trata de estudios realizados en centros privados, o a través de asociaciones (de donde normalmente se remiten las “Listas de Peritos” a los Juzgados). De ahí que cobra más importancia si cabe la preparación y profesionalidad de cada perito. Algo parecido ocurre con la Grafología, no se da tampoco una regulación como tal, formándose a través de escuelas, gabinetes o centros privados. Pero, como en toda profesión, una buena preparación requiere dedicación y práctica.

 

 

José Antonio León Zamarreño

Miembro- delegado en Navarra de la Asociación Nacional de Expertos en Grafística y Documentoscopia –ANPEC-

www.grafopec.com

joseantonioleon@grafopec.com

 

* Este artículo forma parte de nuestra Revista digital de Psicología y Grafología nº10. Puedes suscribirte aquí y te la enviaremos de forma totalmente gratuita.

 

 Este artículo puede ser referenciado y/o extractado parcialmente enlazando siempre con el origen http://www.psicografologia.net/

Etiquetas: , ,

17 comentarios para “La formación como Perito Calígrafo y Grafólogo – José Antonio León Zamarreño”

  1. juan dice:

    mandeme sus articulos estoy muy interesado en el tema

    • Administrador dice:

      Buenas tardes Juan:

      Le dejamos suscrito para que reciba de forma gratuita nuestra Revista digital de Psicología y Grafología.

      Un cordial saludo.

  2. william navarro dice:

    Hola soy de Guatemala. gracias por esta clase de informacion para los que estamos iniciando y aprendiendo sobre estos temas, ver articulos de personas profecionales las cuales comparten con uno sin ninguna condicion a cambio es lo maximo, estoy cerrando la carrera de criminologia y criminalistica en la UMG y me guataria especializarme en este rubro. gracias por compartir articulos tan nutritivos por mi parte seguire buscando donde porder estudiar y optar a estas clases de especializaciones .. gracias …..

  3. rommel condori marquez dice:

    hola que ridos amigos soy egresado de la carrrera de psicologia de la universidad mayor de san andres en la ciudad de la paz -Bolivia y mi intencion es relizar mi tesis sobre el analisis psicolgrafologico en la escritura de agresores sexuales y por favor les pido que me pudan guiar o dar refeencia bibliograficas

  4. Bárbara dice:

    Sus acotaciones respecto de la calidad de un grafologo y un caligrafo son exactas me sirven para despejar dudas y enfocarme, agradezco ademas el comentario de William de Guatemala, ahora además entiendo que necesito ser criminalista para poder desarrollarme como perito grafólogo. Quiero la suscripción gratuita a su revista digital, puede ser?

    Gracias.

    • Administrador dice:

      Buenas tardes Bárbara:

      Nos alegra mucho de que el artículo te haya ayudado. Como solicitabas, te hemos suscrito a nuestra revista digital, habrás recibido un correo electrónico con el último número publicado.

      Recibe un cordial saludo, Carmen Tito.

  5. Sara dice:

    Buenas, soy psicóloga forense y estoy interesada en formarme como perito calígrafo y grafóloga forese. ¿Me podría recomendar algún centro el Madrid, por favor?
    Gracias.

  6. rommel condori marquez dice:

    hola soy egresado de la carrera de psicologia y mi intecion es realizar mi tesis sobre el analisi psicografologico en sujetos condelitos sexuales , y les pido por fabor me puedan guiar u dar referencia bibliograficas

  7. MARIA dice:

    Sara, a partir de ahora es obligado ser perito titulado universitario, pueden hacerlo en la Autónoma de Barcelona o a través de la UNED.

    • Administrador dice:

      Buenas tardes:

      Me gustaría añadir, que en España los estudios de grafología y pericia no están del todo regulados, sí que es cierto que poseer el título de una Universidad ofrece una mayor credibilidad, pero en cualquer caso los títulos universitarios sobre estas materias son títulos propios de cada Universidad.

      En principio, la única obligación legal que existe para ejercer como perito calígrafo en el ámbito judicial es la de pertenecer a una asociación de expertos en la materia, debido a que no existe un colegio oficial, y lógicamente para inscribirte en cualquier asociación te exigen contar formación en la materia.

      Un saludo.

  8. MARIA dice:

    De todas formas los peritos y grafólogos, antes de titularse por Universidad alguna, tienen formación de centros particulares, puedes informarte en la Asociación Grafopsicológica de España, están en la calle Goya, o en el Circulo Hispano francés de Grafología en la calle Preciados. Búscalos en internet.

  9. Berta dice:

    Artículo muy interesante! Sara te recomiendo Max Pulver con expertos en peritos calígrafos. A parte de su trabajo también forman mira su web http://www.maxpulver.es/formacion/
    Y esta en Madrid!

  10. esteban dice:

    Muy bueno, gracias por compartir

  11. Nos ha parecido interesante el artículo.
    Tenemos una web en construcción sobre peritaciones. Les dejo nuestro enlace por si les interesaría conseguir trabajo a través de nuestra colaboración:
    http://www.peritojudicial.eu/para-profesionales/
    Un saludo y gracias

Deja una respuesta a Sara

*


 
 

  • Recibe nuestra Revista de Psicología y Grafología

    Psicografologia.net no cederá sus datos personales a terceros, únicamente se almacenarán con el fin de hacerle llegar la revista de psicografologia.net, y artículos o información adicional de interés que edite el Centro de Psicología y Grafología.
    * = campo obligatorio
  •