Otros tratamientos

 

Alopecia

Autoimagen

Depresión

Enfermedades de la piel

Estrés y ansiedad

Eyaculación precoz

Parkinson

Terapia de pareja

Trastornos digestivos

Vértigos y mareos

 

 

ALOPECIA (CAÍDA DEL CABELLO)

La caída del cabello es un problema que afecta principalmente a aspectos estéticos de la persona, sin embargo, también tiene hondas repercusiones a nivel personal puesto que puede derivar a un problema psicológico.

De hecho una de las principales causas de la alopecia, tanto en su inicio como en su progreso, se debe a problemas previos de estrés y/o ansiedad.

El tratamiento que nosotros aplicamos es una reestructuración de la personalidad abordando los problemas que le están llevando a esta situación, es decir, actuar sobre el punto neurálgico del problema en lugar de tratamientos externos como pueden ser lociones, champús y costosos tratamientos de peluquería, que no resuelven el problema de base y, por tanto, se sigue manteniendo.

El tratamiento está siendo aplicado con éxito en casos de alopecia prematura en personas jóvenes. También se ha aplicado en personas en las que la alopecia es un efecto secundario de alguna enfermedad o de otros tratamientos, como la quimioterapia en el tratamiento del cáncer.

Volver arriba

 

 

AUTOIMAGEN

La tendencia actual suele ser asesorar sobre el tipo de imagen que una persona “debe” presentar ante la sociedad en que se mueve. Esta imagen generalmente no suele coincidir con la realidad ya que es la que nos dicen que es buena para nosotros e incluso la que nosotros nos imponemos, pero, ¿según las normas de quién? o ¿según la opinión de quién?

¿Quién decide sobre la imagen que debemos ofrecer si queremos obtener lo mejor en nuestra vida? Sin duda la clave está en cultivar nuestra propia imagen, conocernos a fondo y  saber lo que pensamos de nosotros,  ya que no podemos “maquillarnos” con ninguna idea que venga del exterior.

En el Centro de Psicología y Grafología te orientamos para que empieces a trabajar sobre la idea que tienes de ti, que veas de qué facultades dispones para conseguir tus propios objetivos, los que a ti te gustan; solo así dejarás de preocuparte por la competitividad con los demás porque siempre va a haber alguien mejor que tú y tu vida se puede convertir en una carrera sin meta fija y con continuos sobresaltos.

Trabaja para ofrecerte la mejor imagen que puedas de ti, la imagen de sentirte plenamente satisfecho de todo lo que haces, de disfrutar de tu trabajo sin que lo veas estresante ni como una pesada carga, de sentir total armonía en todos los aspectos de tu vida. ¡Plantéanos tus proyectos y te ayudaremos a conseguirlos!

Volver arriba

 

 

DEPRESIÓN

Esta dolencia cada día es más frecuente debido a la presión a la que nos vemos sometidos en distintos ámbitos de nuestra vida. En la mayor parte de los casos se ha comprobado que la depresión está precedida por un periodo de emociones y estrés demasiado intenso, y que se prolonga o se repite en el tiempo. Estas emociones suelen provenir de pérdidas, miedos o frustraciones ante los que la persona cree que nada se puede hacer y se siente bloqueada.

Numerosas observaciones y estudios demuestran que tanto la soledad comunicativa como la indefensión que tenga la persona frente a estas emociones estresantes, y cuanto más inesperadas y repetitivas sean, estará más expuesto a la depresión.

Nuestro tratamiento para la depresión está dirigido a que la persona aumente su autoestima e incorporarla poco a poco a su natural forma de ser, ya que en esta enfermedad es el aspecto más afectado. Por ello ponemos a su disposición los medios profesionales y técnicos con que el Centro cuenta.

Volver arriba

 

 

ENFERMEDADES DE LA PIEL

La piel como cualquier otro órgano del cuerpo, puede ser objeto de la expresión de conflictos emocionales, de hecho, se ha identificado la existencia de una serie de afecciones de la piel en las cuales los aspectos psicológicos o bien juegan un papel muy importante o tienen su origen en ellos.

Las enfermedades en general, nos colocan en una situación vulnerable, no sólo frente al exterior, también frente al interior, a este respecto los dermatólogos y psiquiatras advierten que algunas enfermedades de la piel, como el acné, la psoriasis, y la alopecia areata (caída del cabello), pueden causar trastornos psicológicos que a su vez agravan la afección.

Así una afección de la piel puede empeorar en una época de estrés o una fase difícil de la vida del paciente, pero también sucede, como en la adolescencia, que tener acné hace que se acentúe la timidez y el retraimiento.

En estos casos el tratamiento se dirige a moderar los niveles de estrés que puedan estar contribuyendo al mantenimiento de la enfermedad dermatológica y consecuentemente, reducir los síntomas.

Volver arriba

 

 

ESTRÉS Y ANSIEDAD

Debido al acelerado ritmo de vida que actualmente demanda la sociedad se ha constatado que, tanto en el ámbito laboral como en el personal, los episodios de estrés y ansiedad han aumentado considerablemente.

Las investigaciones muestran los efectos graves del estrés sobre nuestro cuerpo, pudiendo desencadenar cambios en nuestro organismo y hacer que sea más probable que enfermemos y también que empeoremos en trastornos que ya padecíamos.

La ansiedad patológica se vive como una sensación difusa de angustia o miedo, sin que quien lo sufre pueda identificar claramente la causa de este sentimiento, esta ansiedad es resultado de los asuntos de cualquier tipo a los que se enfrenta la persona en su vida cotidiana, y sobretodo de la forma en que interioriza y piensa acerca de ello.

La ansiedad en sí no es patológica, lo que genera problemas es la respuesta incorrecta a dicha emoción de una forma incontrolada.

Los síntomas de ansiedad son muy diversos, pero los más comunes consisten en hiperactividad vegetativa que se manifiesta con dolor de cabeza, taquicardia, sensación de ahogo, temblores en las extremidades, dificultad para tragar, dolor abdominal, sensación de pérdida de control o conocimiento, sudoración, rigidez o debilidad muscular, insomnio, inquietud, dificultades para la comunicación, pensamientos negativos y obsesivos, etc.

Así mismo el estrés puede provenir de cualquier situación o pensamiento que haga sentir a la persona frustrada, enfadada o ansiosa aunque lo que es estresante para una persona no necesariamente lo es para otra.

El estrés es una parte normal de la vida de toda persona y en niveles normales es bueno, ya que puede motivar y ayudar; sin embargo, el exceso o la respuesta fuerte al estrés es nociva. Esto puede influir en la persona a tener una salud general deficiente y predisponerla a enfermedades físicas y psicológicas específicas.

El estrés persistente a menudo influye negativamente en: insomnio, alopecia (caída del cabello), dolor de cabeza, irritabilidad, falta de energía, tristeza, riesgo de ataques de asma o artritis, molestias estomacales, depresión, hipertensión o dolor de cuello y espalda.

Disponemos de un método de tratamiento alternativo al consumo de fármacos, y le adaptamos a su caso particular.

Volver arriba

 

 

EYACULACIÓN PRECOZ

La eyaculación precoz en la mayoría de ocasiones se trata de un problema de tipo psicológico; muy pocas veces el problema es físico. Es decir, la persona disfruta de buena salud física y sin embargo esta situación  sigue repitiéndose y repercute muy negativamente en el plano íntimo.

En el centro hemos resuelto este problema  de una forma eficaz y rápida, ya que se trata de llegar al punto en el que se origina, trabajando el autocontrol, la autoestima y la seguridad en sí mismo.

En pocas sesiones la situación normal se ha restablecido sin que sea necesario ningún tratamiento farmacológico.

Volver arriba

 

 

PARKINSON

Se calcula que en España hay en este momento unas 150.000 personas afectadas de Parkinson. Es un trastorno neurodegenerativo que afecta aproximadamente al 2% de las personas mayores de 65 años. Hoy es, tras el Alzheimer, la segunda enfermedad neurológica crónica con mayor incidencia en España.

Hay cierta tendencia a limitar los síntomas del Parkinson a rigidez y temblores, pero también hay otros síntomas más leves que podrían indicar el inicio de la enfermedad y que serían relevantes en el diagnóstico precoz. Estos síntomas pueden aparecer hasta diez años antes de los primeros trastornos motores. Y uno de los problemas radica en que cuando el médico relaciona estos síntomas previos con el Parkinson, el cerebro ya ha perdido un 50-70% de las neuronas que producen dopamina y cuya pérdida es la que provoca los síntomas motores.

Hay que destacar que un 20% de los afectados por Parkinson nunca van a manifestar problemas de movimiento. Además de estos síntomas motores como la rigidez y temblores, también tienen otros que van desde disfunciones sexuales hasta dificultades de memoria, del habla, del sueño y del olfato.

En el Parkinson como en otras enfermedades graves hay además, un componente psicológico, así hay una tercera parte de los enfermos que además presentan depresión.

Tratamiento para el Parkinson

En el Centro de Psicología y Grafología hemos desarrollado un tratamiento específico para tratar el Parkinson, especialmente en sus primeras fases.

Una de las aptitudes intervenidas en esta enfermedad es la escritura y firma, en el caso del Parkinson una característica importante de su escritura es la “micrografía“, por tanto ahí es donde primero vamos a incidir con la intención de recuperar lo perdido y crear nuevas vías neurológicas.

Es sabido como los neurólogos en casos de enfermedades neurológicas y/o cerebrovasculares una de las pruebas que realizan para efectuar un diagnóstico es ver hasta qué punto la escritura de la persona está afectada para, en consecuencia, ver qué zonas del cerebro se hallan más comprometidas o lesionadas.

Con la escritura terapéutica vamos a conseguir que estos circuitos neurológicos se recuperen y se sigan usando como lo hacía anteriormente la persona y que al menos la progresión de la enfermedad de Parkinson se haga más lenta.
Consúltenos y diseñaremos un tratamiento individual y personalizado adaptado a su caso.

Volver arriba

 

 

TERAPIA DE PAREJA

Las crisis de pareja son la tercera causa de visita al psicólogo en España, por detrás de la ansiedad y la depresión. El número de consultas de este tipo ha aumentado espectacularmente en los últimos años, probablemente porque cada vez hay más parejas que no desean terminar su relación sin antes haber intentado solucionar sus diferencias con la ayuda de un profesional.

Los problemas de pareja influyen mucho en la calidad de vida de una persona, ya que esta preocupación incide en todos los ámbitos afectando negativamente al núcleo familiar, laboral, relaciones sociales, etc. Los conflictos generan también problemas en los hijos (problemas de conducta, depresión y problemas para alcanzar la intimidad en el futuro).

La capacidad de comunicarse, escuchar al otro y respetarse es fundamental para la continuidad de la pareja, siendo otro aspecto muy importante el apoyo mutuo. La intimidad se construye con una separación de la familia de origen, dando prioridad al otro en los distintos aspectos de la convivencia, por eso uno de los temas más conflictivos se da en las relaciones con las respectivas familias de ambos miembros de la pareja.

Circunstancias importantes de cambio pueden incidir negativamente en las relaciones de pareja como pueden ser:

- Cambios laborales negativos o positivos: paro, ascensos, traslados, jubilación.

- Enfermedades graves de uno de los miembros de la pareja.

- Problemas económicos.

- La llegada de un nuevo hijo o la emancipación de los mayores.

Tanto los positivos como los negativos, son fuentes de estrés que demandan a la pareja poner en marcha sus habilidades de comunicación y de resolución de problemas además de la motivación para mantenerse juntos; igualmente las parejas en conflicto suelen fijarse solamente en las conductas negativas del otro y tienden a no ver o a disminuir la importancia de las conductas positivas.

La separación es un paso traumático, difícil de sobrellevar. Esta dificultad se agrava cuando hay hijos en la pareja. Trastornos emocionales, angustia o ansiedad, baja autoestima, sentimiento de pérdida de la vida anterior, desorientación y sufrimiento en la persona que lo vive o enfermedades psicosomáticas son algunos de los síntomas de una ruptura.

En el tratamiento que el Centro propone mediante una combinación de Psicología y Grafología se analizan las áreas personales, emocionales y sociales que están interviniendo en el estado actual de la persona, para a continuación proveer al paciente de las habilidades que le ayuden a superar el estado depresivo y avanzar en otras áreas como la salud, la familia, el trabajo, autoestima, amistades, nuevas relaciones, etc.

Esta terapia puede seguirse de forma individual o conjunta, según las necesidades adecuadas a cada caso.

Volver arriba

 

 

TRASTORNOS DIGESTIVOS

Más de la mitad de las consultas médicas ambulatorias están relacionadas con una combinación de síntomas digestivos crónicos que no pueden explicarse totalmente por anomalías físicas.

Enfermedades como el Síndrome de Intestino Irritable (SII) o la Dispepsia funcional constituyen los motivos de consulta digestivos más frecuentes al médico de atención primaria y dos importantes motivos de absentismo laboral.

Tanto los síntomas depresivos o de ansiedad como los factores de estrés psicosocial son elementos implicados a menudo en los trastornos digestivos; lo importante es distinguir cuál es el papel de estos factores, ya sea como consecuencia o como causa en la aparición o mantenimiento de las enfermedades digestivas.

El tratamiento va dirigido a que la persona aprenda a “digerir” esos problemas que ayudan a mantener sus enfermedades digestivas de una manera más adaptativa para que no le perjudiquen físicamente.

Volver arriba

 

 

VÉRTIGOS Y MAREOS

Los vértigos y mareos son un motivo de consulta frecuente en el médico de atención primaria. El paciente acude preocupado por librarse de los síntomas que le impiden desarrollar su vida normal, y en la mayoría de las ocasiones esto provoca cierta angustia, por desconocer las causas que lo originan.

Los vértigos cursan con la sensación de giro de objetos, y de inestabilidad o inseguridad, también hay algunos trastornos psicológicos que pueden originar sensación de mareo, como pueden ser fobias, ataques de pánico, crisis histéricas, ansiedad, depresión y epilepsia. Los pacientes con agorafobia pueden aumentar su sensación de mareo cuando se encuentran en grandes almacenes, puentes o hipermercados. Otra causa puede ser la ingesta de algunos fármacos.

Para las personas que padecen vértigos y/o mareos de forma intermitente, la terapia psicológica y grafológica ha constatado una visible reducción de éstos, así como un mayor espaciamiento entre episodios.

Este tratamiento, siempre después de descartar alguna patología orgánica que pueda ocasionar los vértigos y mareos, va dirigido a recuperar la estabilidad y conseguir tanto el equilibrio emocional como físico, analizando en qué momento comenzaron, si fue de forma brusca o progresiva, y si coinciden con alguna etapa especialmente difícil o inestable de la persona.

Volver arriba

 
 
 

  • Recibe nuestra Revista de Psicología y Grafología

    Psicografologia.net no cederá sus datos personales a terceros, únicamente se almacenarán con el fin de hacerle llegar la revista de psicografologia.net, y artículos o información adicional de interés que edite el Centro de Psicología y Grafología.
    * = campo obligatorio
  •